Categories
Blogging

¿Qué es Fintech y cómo afecta al sistema financiero actual?

Con el avance de las tecnologías y la importancia de Internet, en los últimos años han aparecido múltiples modelos de negocio Fintech, destinados a facilitar y agilizar las operaciones financieras de los usuarios, basados en la tecnología financiera.

Los negocios Fintech utilizan la tecnología para dar respuesta a las necesidades financieras de los usuarios, consiguiendo democratizar la circulación de la financiación, a través de la implantación de fórmulas tradicionales de financiación y gestión de fondos. Uno de los ejemplos más claros son los bancos online.

¿Qué es Fintech y qué significa?

El término Fintech procede de “Finance” y “Technology”, y en español significa “tecnología financiera”. Un término que hace referencia a empresas que apuestan por la innovación financiera, ofreciendo productos y servicios para los que se han utilizado las tecnologías financieras más avanzadas.

Las empresas Fintech utilizan la tecnología financiera para agilizar los procesos y reducir costes, ofreciendo un servicio mucho más eficaz y sencillo a través de Internet, lo que se traduce en unas menores comisiones respecto a las empresas financieras convencionales.

De este modo, el término Fintech significa la unión de la tecnología y las finanzas, poniendo a disposición de los clientes servicios financieros muy eficaces, que además resultan fáciles de contratar, comprender y más económicos. Todas estas ventajas han llevado a que cada vez sean más las personas que apuestan por este modelo de financiación.

¿Qué tipos de Fintech existen?

En la actualidad existe una amplia variedad de tipos de Fintech los cuales abarcan diferentes ramas financieras, entre los que destacan los siguientes:

Transferencia de fondos

Consisten en empresas destinadas a romper el monopolio de las entidades bancarias tradicionales, a través de ofertar unos mecanismos de transacción de dinero más eficaces y económicos.

Asesoramiento financiero y para inversiones

Existen empresas Fintech que utilizan la tecnología financiera para automatizar procesos de asesoramiento financiero y para inversiones de empresas, a las que también se les conoce como “Robo Advisor”.

Se trata de empresas o startups centradas en asesorar y ofrecer apoyo económico tanto a empresas como a particulares, poniendo a su disposición a profesionales especializados.

De esta forma se consigue una importante reducción de costes, ya que se eliminan las comisiones por recibir asesoramiento especializado, posibilitando el acceso a este servicio a las empresas con menos recursos.

Pagos y cobros a través de dispositivos móviles

Por otro lado están las Fintech destinadas a permitir los pagos y cobros a través de dispositivos móviles, consiguiendo de esta forma utilizar el teléfono móvil para comprar o recibir dinero, de una manera mucho más rápida, sencilla y sobre todo eficaz. De esta forma ya no es necesario acudir a un cajero para obtener dinero, pudiendo utilizar tu teléfono móvil como dinero.

Distribución de productos financieros

También existen Fintech que se centran en distribuir los productos financieros de una manera más eficaz, ofreciendo información que permiten detectar los pros y los contras de cada oferta, a través de analizar diferentes parámetros comunes:

  • Comparadores financieros.
  • Comparadores de Lending.
  • Comparadores de depósitos.
  • Agregadores de oferta inmobiliaria.

Préstamos

Con la crisis económica resultaba mucho más complicado poder acceder a un préstamo o crédito bancario, debido a que el sistema financiero endureció enormemente los requisitos para acceder a ellos.

Esto se tradujo en un importante revés a la actividad económica, que se vio frenada de golpe por esta dificultad.

Pero ahora gracias a las empresas Fintech acceder a un préstamos es mucho más sencillo, poniendo a nuestra disposición diferentes modelos de negocio que mostramos a continuación:

  • Préstamos P2P.
  • Crowdlending.
  • Crowdfunding.

¿Cómo invertir en Fintech?

Los Fintech resultan muy interesantes para empresarios que quieran invertir en proyectos de economía real, ofreciendo múltiples oportunidades de negocio que se ajustan a las necesidades de cada usuario. También para aquellas personas que quieran emprender un nuevo camino que les permita aumentar su productividad y llevar un mayor control de su capital.

Inversión en empresas y start-ups

Una posibilidad es invertir en empresas y start-ups con un gran potencial, comprando acciones de dichas compañías. A esta técnica se le conoce como “micromecenazgo de capital” o “equity-based crowdfunding”.

También está el crowdlending, que es una de las mejores opciones para invertir en negocios pequeños que necesiten financiación. Te permite invertir la cantidad que estés dispuesto a asumir, a través del cálculo de ratios de solvencia mediante unos algoritmos matemáticos.

Invertir en proyectos propios

A través del crowdlending también se puede invertir en personas físicas, y por tanto, en proyectos propios que necesiten financiación, como puede ser la reforma de una casa, la compra de un nuevo vehículo, unas vacaciones, etc.

Hasta hace no demasiado tiempo esta financiación únicamente podía obtenerse a través de los bancos convencionales, pero ahora gracias a los Fintech es mucho más fácil acceder al flujo directo entre inversionistas y prestatarios.